Salto al ruedo


Atreviéndome a usar algunos conceptos que se han presentado a través de la historia del diseño, y de las ciencias sociales, como el que se refiere a una mirada holística del problema para encontrar una solución que, se presume, nada tiene que ver con esquemas rígidos. Y de la mano de la teoría de sistemas que también hace su aporte a este tipo de ejercicio pongo el problema frente a otros hechos de la cultura digital contemporánea y de este modo me encuentro con otra tendencia que parece de moda, pero que tiene unas raíces históricas fuertes:
Se trata de las Redes Sociales en Internet con un origen incierto alrededor del año 2000. Intento buscar entre ellas otro tipo de aplicaciones que sirvan para usarse sobre la telefonía celular. La idea es que la aceptación innegable de Facebook y sus más de 100 hermanas me den la clave sobre lo que la gente prefiere a la hora de tener contacto virtual con otra gente. ¿Prefieren exhibirse, mandarse mensajes, apostar en un juego común, regalos imaginarios, compartir conocimiento, reunir personas frente a una causa, hacer negocios, conocer gente… qué cosas crean esos lazos? ¿Qué hace que se sientan seguros, confortables, satisfechos? ¿Qué los lleva a mantenerse conectados y cambiar su mensaje personal con frecuencia? ¿Qué? Bernoff en su libro Groundswell da un poco de orientación sobre los tipos de públicos de la web 2.0: creadores, críticos, coleccionistas, exhibicionistas, espectadores, inactivos…  pero se queda corto con las motivaciones.
Del mismo modo me topé con un libro titulado Models and Methods in Social Networks Analysis . Para enterarme de que necesitaba conceptos básicos como el del Análisis de las Redes Sociales, elemento clave en este caso en múltiples disciplinas: desde la sociología, pasando por la antropología, la biología, la comunicación, la economía y otras más.
Los investigadores ha utilizado la metáfora de la red social de más de un siglo a connotar complejos conjuntos de relaciones entre los miembros de los sistemas sociales en todas las escalas, desde interpersonal hasta el internacional. Respecto a algunos protagonistas que usan el término se señala  a J.A. Barnes  (1954) empezó a utilizar sistemáticamente el término para referirse a los patrones de relaciones que abarcan los conceptos tradicionalmente utilizados por el público y los científicos sociales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s