Cartagena de Indias


Visitar esta ciudad es sorprenderse: con todos sus problemas y siempre cambia. Sigue siendo bella y progresa a pesar de sus realidades: pobreza se ve desde el avión en los sitios donde no vas, ni irás, ni te atreves. Hay prostitución como en otros puertos del Caribe: lo que lleve a 100 y eso solo habla de falta de educación.
Cientos de turistas la visitan por sus atractivos y los que viven en “la parte bien” lo hacen demasiado bien: en medio de restaurantes de lujo y una fiesta que no para.
Sus negros, gente trabajadora, honrada y creativa, que aprovechan a cada paseante para contar su historia. Una historia alegre que quieren compartir: días de trabajo, hijos que mantener, cada turista es una oportunidad para el sustento y la mayoría lo aprueban. Son felices con sus platos, sus bailes y sus artesanías. Solo oirlos hablar ya es un deleite.
El casco antiguo sigue siendo hermoso y cautiva por su ambiente nostálgico. Siempre volveremos a Cartagena a sentir su calor, ver sus atardeceres, caminar sus calles y gozar de sus fiestas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s